Home Enfoques Ángel Liceras: “El periodismo es una profesión más dura de lo que...

Ángel Liceras en las instalaciones de ESCO

Ángel Liceras en las instalaciones de ESCO

Ángel Liceras es licenciado en Periodismo y actual Jefe de contenidos del departamento de comunicación del Granada CF. Antiguo alumno de ESCO,  ha desarrollado su labor profesional en Marca, El Mundo. Liceras es uno de los profesores del Máster en Gestión y Comunicación Deportiva ESCO-Granada CF.

¿Qué expectativas tienes de cara a tu futuro profesional?

Mis expectativas son seguir el camino que ya tenía emprendido antes de venir al Granada CF, que al club le vaya muy bien, que el departamento de comunicación crezca y que yo crezca con ellos. Ahora estoy centrado en esto y espero estar aquí muchos años. El problema es que como esto no depende solo de lo profesional sino también de lo deportivo que marca mucho el futuro de un club estamos un poquito nerviosos, pero como bien he dicho anteriormente mi expectativa es estar aquí mucho tiempo.

¿Qué opinas del Periodismo deportivo actual?

Creo que tiene una herramienta fantástica para crecer y ofrecer contenidos serios pero también divertidos. Pero lo importante debe ser generar contenidos atractivos para  el lector y esa debe ser la regla máxima, siempre desde el rigor, pero sin olvidar que esto es como una especie de circo entretenido, sin llegar a pisar líneas rojas que se pisan a veces en algunos programas y siempre sin la intención de herir, sino simplemente entretener informando.

¿Crees que hay excesiva “salsa rosa” dentro del periodismo deportivo?

En mi opinión sí, y además no se puede negar porque existe a las dos de la tarde los informativos de medio día, existen las tertulias nocturnas, cada vez existe más en la radio, en medio digitales y no se puede  obviar que cualquier medio, hasta el más serio, como pueden ser El País o El Mundo tienen salsa rosa en su periódico y en su web.

¿Qué perfil crees que debe tener un periodista en el ámbito del periodismo deportivo?

Hay un error sobre todo de la gente joven, que empiezan haciendo prácticas y  les gusta mucho el deporte, lo controlan a niveles extremos y son capaces de reconocer a cualquier futbolista, aunque sean suplentes, pero luego se olvidan de lo esencial que es saber escribir las cosas, saber transmitirlas, saber enfocar bien las cosas, saber encontrar los titulares, porque al final eso es hacer periodismo. Lo otro está muy bien porque es un bagaje que llevas, pero lo fundamental es eso.

¿Cuál ha sido tu momento más difícil desde que estás en esta profesión?

Te remarcaría más de un momento difícil en el oficio, y todos están relacionados con lo mismo, que es con el despido de compañeros, en este caso con el cierre de un periódico de una televisión donde yo trabajé, que eran La Opinión y Canal 21 que cerraron. También he visto compañeros míos en Marca, cuando habían situaciones de ERE, y ver a 20 personas desfilar al despacho del director a escuchar que estaban despedidos y luego verlos salir. La verdad que no era plato de buen gusto. Es una profesión más dura de lo que muchos piensan.

Desde tu punto de vista, ¿Cuáles crees que son los aspectos más negativos de esta profesión?

El aspecto más negativo sin duda en la inestabilidad laboral. Primero los sueldos son muy bajos a pesar de ser una profesión que requiere muchas horas, que te consume mucho tiempo fuera de tu trabajo si eres de los que realmente te preocupa, y que hay mucha precariedad. Se exige mucho pagando muy poco y las oportunidades escasean. Es más, ni siquiera el hecho de tener oportunidades te garantiza absolutamente nada.

¿Cómo consigues empezar a trabajar en Marca?

Yo accedo a Marca porque me fui hacer el máster de El Mundo a Madrid, consigo hacer prácticas allí y después de los seis meses de prácticas consigo entrar a trabajar en la sección de deportes del Mundo y en un momento dado me llaman de Marca y decido marcharme a trabajar allí, donde estuve nueve años.

Cuéntanos algo sobre tu experiencia como alumno en ESCO

Yo entré como alumno en la primera promoción y no había las comodidades que hay ahora. Las clases las dábamos en una casa en los Rebites y hacíamos incluso barbacoas en el patio. Ahora veo todo lo que hay, y puedo decir que el cambio ha sido brutal. El segundo año fue cuando nos vinimos a este edificio y las cosas han cambiado. Mi experiencia la puedo valorar positivamente. Conocí a muchos que son grandes profesionales a día de hoy y a los que tengo un profundo respeto. La escuela me aportó una serie de conocimientos y me enseñó una serie de destrezas que me preocupé de desarrollar y que me sirvieron para dedicarme a esto. Es cierto que cuando entras al mundo laboral no tiene nada que ver con la facultad, pero eso ocurre con cualquier universidad y cualquier trabajo, aunque la materia prima yo la tenia ahí, que es lo que te da esta escuela además de ciertos contactos, y luego es cuestión de que los explotes. Aun estando fuera de la facultad, ellos me siguieron ayudando cuando lo he necesitado.

¿Consideras que a día de hoy es muy complicado llegar a vivir del Periodismo?

A día de hoy sinceramente sí porque es muy complicado entrar en los círculos de empresa periodística en las que tengas ciertas garantías de futuro. En la prensa local es muy difícil, y en grandes medios o empresas es un poco más fácil, lo que ocurre es que en estos sitios ya solo aceptan gente dentro de sus redacciones que han venido de sus propios Máster ya que casi todos tienen el suyo propio. El inconveniente de esto es que esos Máster son muy caros, requieren una inversión importante. Esta profesión requiere mucho sacrificio, constancia y cabe la posibilidad, como le pasa a muchísima gente, de que a mitad de camino te canses y digas hasta aquí, y te acabes dedicando a otra cosa.

¿Algún referente para ti dentro del Periodismo Deportivo?

Hay estilos que me gustan, no personas. Hay formas de hacer las cosas que me gustan. Me gusta mucho como hacen las cosas en BeIN Sport, me gusta mucho Áxel Torres como hace las cosas, aunque no lo tengo como un referente, pero me gusta mucho como lo hace. Los Manolos no me gustan y no me gusta Pedrerol. Eduardo Inda ha sido mi director y no me gusta su forma de hacer las cosas, ni el medio en el que está ahora.

Por último y para terminar ¿Cómo valoras tu experiencia en el Máster como profesor?

Ha sido una experiencia muy agradable, con un grupo apañado que al principio no se terminaban de soltar pero poco a poco conforme iba transcurriendo el tiempo e íbamos entrando en debate se han terminado soltando. Tienen ciertas inquietudes y el escucharlos sobre todo es muy importante. Además yo siempre digo que hay que ser “rebeldes” de cierto modo y hacerte notar para poder darte a conocer. Yo a día de hoy me sigo equivocando en muchas cosas pero cuando eres estudiante es cuando más derecho tienes a equivocarte.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: