Home Gran Angular La casa que mira de frente a la Alhambra

La Casa de Zafra tiene un gran valor paisajístico

El piso superior de la Casa de Zafra es un excelente mirador para observar la Alhambra. Foto: Jorge G.T. Roldán

Algunos secretos se hacen más evidentes que otros a simple vista. En muchas ocasiones, pasan inadvertidos a pesar de que todo el mundo ha podido conocerlos desde el primer momento. Este es el caso de la Casa de Zafra, un antiguo inmueble granadino situado en el barrio del Albaicín que, pese a ser el mejor ejemplo de la arquitectura medieval hispanomusulmana, ha estado abandonado y mal conservado durante un gran periodo de tiempo. Para combatir los estragos del desuso, el Ayuntamiento de Granada, a través de la Agencia Albaicín y el Área de Urbanismo, creó el proyecto ‘Casa de Zafra: Centro de Difusión del Albaicín’, una iniciativa que volvió a darle al monumento el valor cultural y museístico que le había sido vedado hasta entonces. Tras las reformas que se realizaron, entre 2010 y 2012 la casa dejó de ser un secreto para el público y abrió sus puertas por primera vez en 2013, año que coincidió con la celebración del Milenio del Reino de Granada.

Un barrio muy diferente

En la actualidad, el Albaicín es un Patrimonio de la Humanidad declarado en 1994 por la UNESCO que se hace extensible por todo el cerro de San Miguel. Sin embargo, en la etapa musulmana esta zona se dividía en barrios y arrabales independientes. Sus núcleos principales eran la al-Qasaba al-Qadima, creada en la primera mitad del siglo VIII y restaurada en el siglo XI por los ziríes para paliar los efectos causados tras las luchas incansables entre árabes, mozárabes y muladíes; el Rabad Ajsaris; y el Rabad al-Bayyazin, conformado por los moros de Baeza en 1227.  Todos estos recintos se encontraban amurallados y perfectamente diferenciados unos de otros, tan sólo el paso de los siglos y la demolición de las murallas lograron unificarlos bajo el nombre que heredaron los cristianos y hoy conocemos.

El lugar escogido para construir la actual Casa de Zafra en el siglo XIV fue el Rabad al-Ajsaris, es decir, el arrabal de la Recreación, del Deleite o de Axares, ya que esta zona, durante la época nazarí, sería la favorita de la nobleza y la élite del momento para establecerse gracias a su cercanía con el centro de la ciudad.

Después de la conquista cristiana, la predilección de los nuevos aristócratas granadinos por el barrio no cambió y éstos se instalaron allí, dejando la parte alta del Albaicín como un gueto donde se aislarían los moriscos.

La alberca es una de las fortalezas de la Casa de Zafra

La alberca central representa la tipología y disposición de una vivienza nazarí. Foto: Jorge G.T. Roldán

El Convento para Santa Catalina de Siena

Apenas existen datos de los moradores de la casa en época Islámica. Poco se puede concretar a partir de las evocaciones que han perdurado a lo largo de los años y sus dimensiones, pero la creencia más extendida es que perteneció a una familia nobiliaria del periodo nazarí.

Los primeros dueños de la casa que se pueden afirmar con rigor surgen en la etapa cristiana, puesto que ésta perteneció a Don Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos, y a su mujer, Doña Leonor de Torres. El secretario recibió la edificación, junto a otras de similares proporciones, como una donación de la Reina Isabel por tomar el Palacio de Dar al-Horra, un hecho que le permitiría a la Reina, en 1501, fundar el Convento de Santa Isabel la Real, el primero que existió en la ciudad.

Tras su muerte, Hernando de Zafra ordenó en su testamento, y más tarde lo ratificó su mujer en el suyo, que en dos de sus viviendas se estableciese un Convento de monjas dominicas bajo la advocación de Santa Catalina de Siena de la Orden de Predicadores, aunque finalmente tomó el apellido de su fundador y se denominó Convento de Zafra.

De todas aquellas mansiones moriscas, la Casa de Zafra es la única que ha perdurado en el tiempo y ha mantenido intacta su estructura arquitectónica. Las otras dos fueron demolidas en las obras de la iglesia y el convento que concluyeron en 1540. De esta forma, el inmueble quedó preservado dentro del complejo conventual hasta 1946, año en el que el alcalde de Granada, Antonio Gallego Burín, adquirió la casa para el Ayuntamiento y la reformó, quedando a partir de ese instante adscrita al patrimonio municipal.

¿Por qué es singular?

La insistencia del inmueble por ser una parte importante de la historia de Granada y no caer en el olvido, se hace palpable en todas las remodelaciones que ha sufrido a lo largo de los siglos. La más famosa tuvo lugar en 1991, gracias a las aportaciones realizadas por la fundación Aga Khan. En junio de ese mismo año, el Rey emérito Juan Carlos y el propio Aga Khan fueron los encargados de inaugurar la casa entre las notas que emitían los músicos para amenizar el evento y las cámaras de los distintos medios de comunicación que acudieron como testigos de la cita.

El hecho de que su apertura real no se produjese hasta el 10 de julio de 2014, hizo muy difícil que la gente pudiese conocer el alto valor patrimonial que posee la Casa de Zafra, algo bastante llamativo, ya que el edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931. Para enfrentarse a esa realidad, la Agencia Albaicín y el Centro de Interpretación Casa de Zafra, encargados de cuidar y difundir el patrimonio del barrio Albaicín, establecieron allí su sede en el año 2013, consiguiendo que el edificio se convirtiese en un museo y, de esta forma, pudiese recibir a todos los visitantes ávidos de información sobre el Albaicín, la historia de Granada y, por supuesto, la Casa de Zafra.

Según Ferdaouss Boughlala, directora de la Agencia Albaicín, el edificio se hace especial por “mantener una gran cantidad de elementos originales del siglo XIV”. Entre ellos, podemos encontrar restos de pinturas murales nazaríes de la misma tipología que las que se localizan en algunas estancias de la Alhambra, columnas o albanegas decoradas con rosetones, entre otras cosas. “La casa puede conservar todos esos elementos gracias al trabajo de conservación que realizaron las monjas del convento”, sostiene Boughlala.

Los restos de pintura mural nazarí son similares a los de la Alhambra

Algunos de los restos de pintura mural nazarí que se han conservado. Foto: Jorge G.T. Roldán

Preparada para los nuevos tiempos

Al igual que las antiguas murallas que rodeaban al Albaicín, la Casa de Zafra busca convertirse en la puerta de entrada que permita al mundo descubrir toda la cronología que rodea al barrio y a Granada. Para lograr un fin tan ambicioso, el Patronato de la Alhambra, el Ayuntamiento, la Agencia Albaicín y la Escuela de Estudios Árabes aunaron sus fuerzas para crear ‘La Dobla de Oro’, un proyecto que intenta difundir todo el Patrimonio Mundial que ostenta la ciudad nazarí. Gracias a esa determinación, cualquier persona que se sienta atraída por el encanto de la historia andalusí puede disfrutar de un itinerario por sus lugares más emblemáticos.

Desde un punto de vista turístico, la Casa de Zafra está perfectamente equipada para recibir a todos aquellos que busquen sumergirse en el pasado a través de la comodidad que brindan las nuevas tecnologías, sin embargo, esa fusión se ha cuidado con esmero para que la apreciación arquitectónica del inmueble no se corrompa. Entre los distintos recursos museográficos creados para establecer un vínculo de comunicación con el público podemos encontrar códigos QR que ofrecen contenidos de descarga, una tablet de realidad aumentada con recreaciones 3D o una aplicación móvil que ayuda al usuario a sumergirse en las rutas temáticas del Albaicín desde la palma de su mano.

Todos los esfuerzos realizados por las monjas del antiguo convento, las numerosas obras para mantenerla viva y esa dualidad entre el pasado y el futuro, dotan a la Casa de Zafra de un corazón indómito que irradia su fuerza a todo el Albaicín y le permite mirar de frente a la Alhambra.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: