Home Entrevistas Chío Jiménez “Me daba mucho más miedo no hacer nada que intentarlo”

Chío Jiménez es maquilladora profesional desde hace 10 años y fundadora de la escuela Old School Make Up en Granada. Se licenció en Ciencias Biológicas en la UGR y tras 19 años trabajando en la industria farmacéutica en 2019 decidió dejar su profesión para dedicarse en exclusiva a su verdadera pasión. Nos acerca un poco más a ella y a su relación tan sana con el maquillaje donde se puede percibir una verdadera lección de fortaleza, constancia y humildad.

¿Quién es Chío a día de hoy y en qué se diferencia de la Chío de hace cinco años?

Básicamente soy alguien que sabe lo que quiere en la vida y ha decidido hacer todo lo que está en su mano para conseguirlo. La diferencia con la persona que era hace cinco años es que entonces también lo sabía, pero no estaba preparada para serlo.

¿Cómo te definirías?

No creo en las autodefiniciones, cada uno se percibe de una manera diferente a como lo perciben los demás.

Una persona es muchas personas, con muchas capacidades y con pocas habilidades a la vez.

¿Cómo decidiste cambiar tu vida de una forma tan radical?

Mucha gente, cuando sale este tema, me dice que envidia mi valentía , pero siempre contesto lo mismo: mi decisión fue por puro miedo, me daba mucho más miedo no hacer nada que intentarlo. Así que lo hice.

¿Cuál es el proyecto más importante que has llevado a cabo en tu vida profesional?

Sin lugar a dudas dejar mi puesto en Bayer después de 19 años de profesión para abrir mi propio estudio y escuela de maquillaje.

Si tuvieras que echar la vista atrás, ¿volverías a elegir el sector farmacéutico?

No me arrepiento de nada de lo que he hecho. Ese trabajo me dio tranquilidad económica, reconocimiento profesional y finalmente la posibilidad de poder cambiar mi vida. Sí, seguro que volvería a elegirlo.

¿Qué es lo que consideras más bonito de tu profesión como maquilladora?

La capacidad de empoderamiento que da el maquillaje unida a las posibilidades creativas que tiene como disciplina artística son la mezcla perfecta que hizo que cambiara mi trayectoria para dedicarme a ello.

¿Cómo decidiste fundar Old School Make Up?

La razón es tan simple como que he querido crear un centro de formación que siga las directrices técnicas y artísticas necesarias para formar profesionales del maquillaje en el sentido más amplio de la palabra. Quiero proporcionarles a los alumnos las pautas técnicas y los argumentos lógicos para que puedan desarrollar todas sus aptitudes sin límites pero desde la profesionalidad. En este sentido siempre menciono una frase de Picasso que deberíamos tener grabado a fuego todos los que nos dedicamos al arte de una u otra manera: “Aprende las reglas como un profesional para poder romperlas como artista”, o sea, para poder llegar a la excelencia, antes del arte está la profesión.

¿Qué puedes aportar en tu escuela de maquillaje y cómo crees que se diferencia del resto?

La formación en Old School Make Up está orientada en todos los aspectos a formar a profesionales que se sientan independientes y seguros tanto en la ejecución de las diferentes técnicas como en su proceso creativo. He reunido a un equipo de profesionales para impartir esta formación que están al más alto nivel tanto profesional como personal. Creo que poder recibir formación de 5 profesionales cualificados diferentes es un lujo que está al alcance de muy pocos centros formativos, y me siento muy afortunada de que todos hayan aceptado formar parte de este proyecto y poder contar con todos ellos.

¿Cómo crees que el maquillaje influye en esta nueva etapa de la pandemia?

El maquillaje siempre ha influido en la sociedad y en cada época, así que seguirá haciéndolo. Está más que demostrado que el poder que tiene el maquillaje de hacerte sentir más seguro y bello hace que incluso en tiempos de crisis se produzcan picos de ventas.

¿Qué relación consideras que hay entre el mundo del maquillaje y el de la comunicación?

Absolutamente toda. El maquillaje siempre ha servido como instrumento de comunicación no verbal y como tal nos ayuda a comunicar y a dar una imagen determinada a los demás.

Y para terminar, hay muchas personas que detestan el maquillaje y lo asocian en numerosas ocasiones con la falta de seguridad. ¿Qué le dirías a todas ellas?

Siempre recomiendo entablar una relación sana con el maquillaje. No podemos dejar que algo que debería de servir para diferenciarnos según los gustos, caracteres, prioridades , estados de ánimo etc., sea finalmente un producto amalgamante, opresivo, limitante y rígido. La falta de seguridad es algo que se debe a muchos factores, pero no es culpa del maquillaje. Dicho esto, que cada uno se sienta libre de maquillarse cómo y cuándo le apetezca y de sentirse bien con ello.

Muchísimas gracias, Chío.

Para contactar con Chío Jiménez podéis hacerlo a través de la siguiente información.

Teléfono: 627 23 23 26

Dirección Old School Make Up: Calle Alminares del Genil, 4, 18006 Granada

Instagram: @Chiomakeupgranada @oldschoolmakeupgranada 

Leave a Reply

error: El contenido está protegido