Home Enfoques Cristina García: “Me molesta cuando dicen que el cine español no vale”

Cristina García, egresada de ESCO. Foto: Naomi Castro

Cristina García, antigua alumna de ESCO. Foto: Naomi Castro

Cristina García Martínez conoce bien el edificio de ESCO donde la hemos citado para esta entrevista. No hace muchos meses se graduó en Comunicación Audiovisual, con el mejor expediente académico de su promoción. Como muchos jóvenes continúa su formación, y actualmente cursa un Ciclo Superior de Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen. Mente inquieta, Cristina nos habla de cine español, de sus proyectos, y del cortometraje Un gran día, que ya la ha llevado a la sección joven del Festival Internacional de Jóvenes Realizadores de Granada.

¿Qué te inspiró para rodar tu cortometraje Un gran día?

Mis abuelas, sin duda, ya que no tengo abuelas ni abuelos, y al ser el primer cortometraje quería homenajearlas de algún modo. Entonces mi fuente de inspiración eran ellas y la relación que yo tengo con los abuelos, ya que las personas mayores me dan mucha ternura. Mi corto no va dirigido a un público como nosotros, es más, lo estrené en un centro cívico para mayores.

A mí se me acercaban los abuelillos diciéndome que había plasmado perfectamente la soledad, y esto es con lo que me quedo, era lo que quería. En el corto la foto que aparece es la de mi abuela por parte de madre, pero Lola, que es el nombre del personaje, es el de mi abuela por parte de padre, entonces así hice un homenaje a las dos, y qué mejor que hacer mi primer corto por ellas ya que las perdí con 14 años y con una estuve viviendo 7 años. Yo tenía una relación muy intensa con ellas, y me gustaría que vieran hasta dónde he llegado en el Festival, y que de algún modo estuvieran conmigo.

¿Cuánto tiempo has invertido en hacer el corto y a qué recursos has recurrido para llevarlo a cabo?

Tardamos once meses en hacerlo. Tuve la idea un día tumbada en la cama, lo escribí y empezamos a rodar en Marzo del 2014. El rodaje fue intenso; todas las partes rodadas en los interiores se hicieron en un día, desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde, paramos para comer únicamente. Y en Junio, nos fuimos a rodar las partes exteriores de la Alhambra en un día. Fuimos el actor, mi cámara y yo.

El corto no tenía nada de sonido, no íbamos a meter a nadie allí con una pértiga. Luego recurrimos a mi hermano, que tiene conocimientos de sonido pero no de música, para ambientar y ponerle música al cortometraje con un piano. En su mayor parte, el corto tiene música triste, sin embargo, en algunas partes la música es alegre. Para componer esa música alegre mi hermano tuvo problemas ya que justamente lo había dejado con su pareja y no estaba inspirado.

La casa donde rodamos no tenía agua y la tele estaba rota, son muchos detalles que tiene el corto, y que la gente que no sabe, no lo aprecia.

Para ser mi primer corto, para nada pensaba que me iban a seleccionar para el Festival de Jóvenes Realizadores de Granada. En general, el rodaje fue divertido pero la postproducción horrible y muy larga, ya que quería terminarlo cuanto antes, y que lo hiciéramos juntos.

En las navidades de ese mismo año, mis padres lo vieron por primera vez, aunque el 22 de febrero del 2015 fue cuando lo estrenamos en la sala de la Expositiva, alquilada con mi dinero. Los asistentes eran familia, amigos, y al ser un corto tan emotivo, y tan relacionado con nuestras vidas, a la hora de dar las gracias a mi equipo, me eché a llorar, hice llorar a medio público, y mi hermano se acercó a darme un abrazo. Es muy probable que a la gente el día del estreno en el Festival no le haya llegado mi corto tanto como ha llegado a mi familia, ya que nos toca de cerca.

Durante el rodaje, ¿ha surgido algún imprevisto o algún cambio de guion o nuevas ideas?

Sí, hubo cambios en el final. El actor tenía que decir una frase en un momento en el que está en la Alhambra, pero decidí quitarlo,porque quedaba mejor con la expresión de la cara, con la música y los créditos. La verdad es que me arriesgue muchísimo al hacer un corto sin diálogo, pero el resultado ha sido bueno.

¿Cómo ha sido el trato con el actor principal?

El actor es mi tío político. Se jubiló y como estaba muy aburrido se apuntó a teatro, y le hacía mucha ilusión participar en el corto, de hecho en el estreno le dije que “era mi Di Caprio”, como Scorsese a Di Caprio. Como mi tío no era tan mayor, con el vestuario conseguimos que se pareciese más al personaje, que es más mayor.

Como mi tío conocía a mis abuelas, él pudo implicarse más en el personaje, y creo que lo hace bastante bien. Al ser el primer corto, no quería buscar a actores tan profesionales, pero en el segundo cortometraje que estoy preparando, sí que lo haré, haré un casting.

Entrevista a Cristina García. Fotos: Naomi Castro

Entrevista a Cristina García. Fotos: Naomi Castro

¿Qué quieres transmitir a la gente con tu corto?

Que se puede cambiar. Que puedes estar siempre mal o echar de menos a alguien pero que de repente por cualquier detalle te puede cambiar el chip, ser feliz. Lo que quise enseñar es eso, que tenemos el poder de cambiarnos a nosotros mismos.

¿Clasificarías tu primer corto en el género dramático?

Sí, yo creo que sí, aunque luego pienso que no, ya que termina bien, te deja un buen sabor de boca. En ESCO me enseñaron que no hay géneros en el cine, que los géneros solo sirven para clasificar.

¿Te aventurarías a tocar otro tipo de género?

Sí, de hecho, después de navidades voy a realizar un corto de comedia, basado en hechos reales, ya que va de una situación que
nos pasó a mi madre y a mí en mi casa. Ya lo tengo todo escrito, lo escribí en una práctica final y lo inscribimos en el Registro de la Propiedad Intelectual.

¿Hasta dónde esperas que llegue Un gran día?

Por querer, que llegue lo más lejos posible, aunque realmente no soy capaz de verlo y no porque no me guste, sino porque le sacamos muchos fallos, tanto mi hermano como yo. Lo tengo subido a Youtube, y tiene bastantes visitas. Quien quiera verlo, que lo siga viendo, pero yo quiero pasar a otro proyecto, seguir trabajando. Este se quedará siempre como el primero.

En la Competición Granadinos del Festival Internacional de Jóvenes Realizadoras, solamente existe la presencia de dos mujeres, entre ellas tú, ¿por qué crees que pasa eso?

En general, no hay mujeres directoras en el ámbito audiovisual, no se sabemos por qué, el mundo es muy machista, supongo que será una de las razones. Otra cosa puede ser que no se lo creen. Podemos encontrar solamente ejemplos puntuales, como Isabel Coixet.

Algo a favor que tenemos las jóvenes cineastas es que al no haber grandes directoras, pues podemos tener más posibilidades de tener éxito. Con respecto al Festival, diré que me gustó mucho que seleccionaran el cortometraje y aunque no tenía la esperanza de ganar, me llevo la experiencia y la mejora de mi curriculum.

Dinos algunos de tus directores favoritos.

Me gustan muchos directores. Entre ellos Stanley Kubrick , ¿pero a quién no le gusta Kubrick? También me gusta mucho Christofer Nolan. También Tim Burton. Aunque para este corto no me he inspirado en ellos, simplemente me he dejado llevar por lo que salía en mí.

¿Cómo ves el panorama en el cine español?

No soy nada crítica con el cine español, tampoco podemos echar tierra sobre nuestro tejado, pero sí que es verdad que estamos muy estancados. Pienso que siempre es lo mismo: mismos actores, mismas actrices.

Los guionistas no se arriesgan, estamos estancados en el género de la comedia, sobre todo con las series. Todas giran alrededor de la misma temática. Siempre es lo mismo o se copian, no sé por qué lo hacen, porque somos buenos y tenemos talento.

Yo soy consumidora de cine español y me molesta cuando la gente dice que no vale. La película de la Isla Mínima me gustó mucho, su temática y su fotografía, pero también es verdad que está muy influenciada por True Detective. Lo conozco bien porque mi proyecto de fin de grado fue el estudio de los espacios en True detective y The bridge. Los espacios de las películas españolas son siempre las mismos: o Madrid o Barcelona, aunque hay otras localizaciones muy buenas como Sevilla. El cine europeo es muy bueno también, como por ejemplo el francés que es uno de los mejores, tienen unas comedias increíbles.

Espero que el cine español cambie porque si no tendremos que emigrar, aunque no veo dónde puede estar mi futuro ya que me gustan muchas cosas. Me encanta la tele, soy una gran consumidora, incluso veo Telecinco aunque sea un canal muy criticado por su contenido. También me gustaría trabajar en el cine aunque lo veo mucho más difícil y lejano, no me importaría el cargo, simplemente trabajar en la realización de las películas. Soy fotógrafa y también me gustaría ser directora de fotografía aunque en España para poder trabajar de ello tienes que ser el mejor.

¿Consideras que ESCO Granada te ha dado una buena formación o base para tu carrera como directora?

Sí, totalmente. Además al ser pocos en la clase de Comunicación Audiovisual el trato era muy personal y cercano.

Yo quizás pensaba que no estaba tan bien formada, sin embargo, en el ciclo que estoy haciendo me he dado cuenta de que sí, de que sé muchas cosas, incluso me sé asignaturas enteras o cosas que alguna profesora que no sabe, aun teniendo una carrera universitaria.

Pienso que sí estoy formada, y que además, los profesores que hay en ESCO Granada de Audiovisuales son muy buenos, porque no solamente son maestros sino que también tienen su trabajo adicional fuera de la ESCO.

Texto: Naomi Castro/ Amira Youseff Abdelaziz. Fotos: Naomi Castro/ Cuatro Círculos

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: