Home PDV Análisis Zack Snyder’s Justice League: una película totalmente distinta

Si se pudiera definir en una sola palabra esta cinta, sería milagroso. Milagro que existe gracias al fervor de los fans de DC. Han estado durante tres años haciendo ruido a través de las redes con el hashtag Snydercut. Todo esto con el objetivo para que el material de Zack Snyder se llegara a usar.

Material que no fue utilizado en la versión de 2017, cinta finalizada por el director Joss Whedon. Solo usó un 10% del material de Zack para su versión.

Por el cine y la libertad de sus creadores

Al fin logro poder hacer su versión. Dura nada más y menos que cuatro horas y no ha cobrado un duro por el proyecto. Hay que definirla como espectacular. Ya no solo eso, es interesante resaltar la comparativa de las dos versiones. El éxito de su versión pasa por retomar el tono que incluye la mayoría de sus películas, que es la estética dramática.

El principal problema que hizo que todo se torciera fue su filme Batman vs Superman. No gustó a la crítica ni a la audiencia. Las duras criticas destacaron negativamente por hacer una peli muy seria, demasiado oscura, falta de humor, violencia desmadrada y mucha duración. De ahí que Warner quisiera buscar otro director para el proyecto. En este caso, el mencionado Joss Whedon, director de las dos primeras pelis de los Vengadores. Warner buscaba con esto, alejarse de ese tono oscuro y hacer copia de la fórmula Marvel. Además, la Liga de la Justicia era una pieza clave para impulsar futuras pelis de sus personajes.

A pesar de contar con la opción de un director que trabajó en Marvel, no funcionó. De hecho, tanto Christopher Nolan como Deborah Snyder (su mujer) le dijeron a Zack que no se atreviera a ver la versión del 2017.

Otros de los motivos por los que dejó el proyecto fue por la perdida de una de sus hijas. Su hija Autumn Snyder se suicidó en 2017 a la edad de 20 años. Motivo mas que justificable para que el director dejara de lado el proyecto.

Pudo durar menos

La cinta, con una duración de 4 horas, está dividida en seis capítulos. Es lo que sería introducirse de lleno en la cabeza del director. Su estética narrativa se centra en llevarlo todo al infinito. Además de llegar con sus intenciones a unas imágenes pluscuamperfectas, en lo que viene siendo la acción. Unas escenas características por hacer uso de la cámara lenta, acompañada de una banda sonora concentrada y bien pensada para sentir esa transcendencia.

Valiente seguir atreviéndose introducir ese concepto en el género superheroico, aunque se sepa que lo más seguro es que la crítica se le eche encima.

Al final lo que no hace es rehacer la versión del 2017. Es hacer una peli totalmente distinta. Ves varias escenas idénticas a esa versión, pero en este nuevo contexto funcionan. Añadiendo nuevo montaje con secuencias distintas.

Zack Snyder no uso nada del metraje de Joss, de ahí que tenga nuevas secuencias clave. Coge una escena y la cambia por completo usando el mismo material. A eso se le puede denominar sin lugar a duda, saber hacer cine. Eleva tanto lo épico como lo dramático, haciendo uso de la violencia, que hace que la cinta sea tanto oscura como desgarradora y eso es un punto a favor.

No es lo único nuevo que ofrece. Aquí da más espacio a los protagonistas. Corrige el error de la anterior versión con largas secuencia de presentación. Caso más llamativo, el del personaje Cyborg.

Cameos olvidables

Aun así, como todo, también hay un lado negativo. De primeras el guion. Es muy monótono. Es algo que has visto ya mil veces. Si no llega a ser por la acción, la cinta decaería por sí sola. Entrando más de lleno en la escritura de esta cinta, se incluyen más tramas. Tramas que, una vez vistas lo que querían ofrecer se podían haber ahorrado.

Por otro lado, si no te gusta el cine de este director, no la vas a disfrutar. Tienes que ser fan de DC para no sentirla, después de dos horas de metraje, algo cargada. Pudo ser uno de los grandes triunfos de este 2021, pero se quedó a las puertas.

En general, ahora solo cabe esperar, si estas nuevas tramas influirán en el futuro de DC. En este caso en nuevos proyectos como The Flash, el Batman de Robert Pattinson o la Escuadrón Suicida de James Gunn.

Calificación para Zack Snyder’s Justice League: 6’2

Leave a Reply

error: El contenido está protegido