Home PDV Opinión Día Internacional de las Naciones Unidas

Día Internacional de las Naciones Unidas
Photo by Frederic Köberl on Unsplash

Cuando observamos el mapa del mundo, nos parece inmenso, irreal, abstracto y difícil de llegar a imaginarnos cómo hemos acabado aquí. Podemos contar los continentes, países o incluso las ciudades que hay en él. De hecho, es nuestro planeta, el lugar donde empieza la vida. Sin embargo, cuando hablamos del número de personas que lo engloban, lo definiríamos como incontable, muchas, demasiadas. Exacto. No nos equivocamos, somos millones de seres humanos los que tenemos la suerte de estar en el planeta Tierra.

Durante años atrás, se ha buscado la manera de unificar dentro de este globo bañado de inmensas aguas marinas a todos los estados, y de su mano, su población. Fue en el año 1945 al terminar la Segunda Guerra Mundial cuando se creó lo que hoy llamamos ONU (Organización de las Naciones Unidas) . Se fundó como un acuerdo de los países aliados con la finalidad de mantener la paz y la seguridad de los estados miembros.

Lo que nadie hubiera imaginado, es la gran repercusión e impacto que tendría hoy y que, seguramente, seguirá teniendo en el futuro. El día 24 de octubre se celebra el Día Internacional de las Naciones Unidas. Una fecha que quizás no tiene la suficiente importancia que debería. La finalidad de éstas es hacer de la unión la fuerza, esa que hace tanta falta en la humanidad. La misma que necesitamos en diversas ocasiones para seguir adelante cuando todo va mal. O para tener una mínima esperanza que haga cambiarlo todo. Las bases en las que se sustenta dicha organización parecen simples. Por ejemplo; promover el desarrollo y prestar asistencia humanitaria, defender el derecho Internacional y los Derechos Humanos, tener una democracia, así como buscar soluciones ante el cambio climático, concienciar de la igualdad de género, una sanidad digna, emergencias humanitarias entre otras.

En cambio, en el mundo falta el motor que haría funcionar estas propuestas. La empatía. Saber ponerse en el lugar del otro, tener interés por el mundo actual, ayudar al prójimo, dar sin recibir nada a cambio, humildad, y también, amor. El amor es el mecanismo que mueve el mundo en todos sus ámbitos. El amor incondicional. Los seres humanos existimos para hacernos felices los unos a los otros, independientemente de ideología, color, sexo… No para hacernos desgraciados.

Aquí cabemos todos. La buena tierra es rica y capaz de alimentar a todo ser humano que lo necesite y aunque parezca que no, el camino de la vida es bonito. La codicia levanta barreras de odio empujando así hacia la miseria, tal y como ha sucedido en muchos países. El progreso es necesario, pero sin olvidar que la abundancia nos puede dejar en la necesidad. No se trata de querer más, sino de tener y compartir. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Ojalá en un futuro no se necesite este día para darle voz a algo tan vital como son las Naciones Unidas. La humanidad. Nuestro mundo. Las personas que sufren día a día. Y las que no. Las que son felices y las que resumen su felicidad a lo esencial; la familia y los valores. Es nuestro planeta y en nuestras manos está.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: