Home Gran Angular Artículos EBONE: protesta de los trabajadores

Trabajadores de la empresa EBONE se concentraron en la Plaza del Carmen para pedir la vuelta al trabajo de la plantilla. Monitores y socorristas que prestan servicio en las piscinas municipales de Granada. Casi 80 trabajadores convocados por Comisiones Obreras han exigido al Ayuntamiento de Granada que se garantice su futuro laboral.

Ebone

Parte de la plantilla se incorporó, aunque tarde, pero otra no porque se han reducido muchas de las actividades. El motivo del no poder realizar dichas actividades, según el Ayuntamiento, es por las medidas impuestas por el COVID-19, a pesar de que instalaciones privadas donde hay piscinas están realizado las mismas actividades sin ningún problema a pesar de las restricciones.

Abrir con horarios más amplios

Su jornada laboral ha sido reducida a gran escala para la gran mayoría de los trabajadores, cuyos trabajos se sitúan en los complejos municipales de Núñez Blanca, Arabial, Bola de Oro y La Chana. Otros están en situación de ERTE pero no están cobrando la prestación que les corresponde, según informan los trabajadores. .

Arabial es el único complejo el cual no ha abierto aún. La empresa sigue solicitando al concejal el poder abrir con unos horarios más amplios, aforos reducidos y la mejora de la atención a los usuarios. No ha sido lo único sucedido en la manifestación. Aparte de la solicitud, también se ha criticado al concejal por hacer de oídos sordos. Los trabajadores apuntan que  el servicio es necesario también para la salud de los usuarios. Reclamaciones que empezaron desde noviembre de 2019 hasta hoy.

El PSOE exige la reapertura

El PSOE aprovechó la situación, en este caso el concejal Eduardo Castillo, para también exigir la reapertura afirmando que “no hay excusas para no abrir las piscinas”. Dos de las cuatro instalaciones fueron abiertas tras el confinamiento. Pero tras la nueva subida de contagios ha provocado que las medidas con la empresa EBONE sean más estrictas.

Por último, el Ayuntamiento de Granada está de acuerdo que sea un servicio deportivo esencial. Pero que también se garanticen todas las medidas de seguridad, a pesar de lo dicho por los trabajadores de las actividades recortadas. Lo que “limita las posibilidades”, según el Ayuntamiento por la distancia de la seguridad, la limitación de los aforos y la desinfección de los materiales del recinto. Los trabajadores de Ebone han afirmado que «seguirán luchando para que se haga justicia», ya no solo con estos trabajadores, si no de todos los ámbitos que también están sufriendo esta pandemia y no están recibiendo las ayudas necesarias.

Leave a Reply

error: El contenido está protegido