Déjame decirte una cosa..

Fotografía : Camila Montoya
Fotografía : Camila Montoya

Y entonces miras alrededor: estás junto a diez mil personas y tienes la sensación de no tener a nadie contigo, de que nadie comprenda tus estados de ánimo, de que has dejado atrás a las mejores personas que inundaban tus días de felicidad. Las mismas que dijeron que nunca se iban a marchar y ahora no tienes ni puta idea de su existencia. Solemos mentir mucho, eso es lo que mejor sabemos hacer. Mentiras, excusas…Pero luego pasa que reflexionas y la soledad ya no es molestia para ti, sabes como es esto de la vida, pues vives solo la mayoría de aventuras que alguien quisiera vivir, no tienes necesidad de tener a nadie a tu lado que aporte la felicidad que tu mismo puedes darte. Mucha gente opina, y en esto incluyo a mi familia : Que estar sola es una mierda, que te vuelves loco, y que la esquizofrenia se vuelve tu mejor amiga. Pero yo puedo asegurar que eso no es así. No es tanto el tiempo que llevo completamente sola y me basta para afirmarlo. Sin tener una mano cuando enfermas, cuando la depresión inunda tus días, cuando los recuerdos y tu pasado te consumen y por ello no  puedas pararte ni siquiera de la cama. Sin tener «amigos» de verdad que a la primera llamada estén en el portal (ya me advirtió mi madre que eso no existe) y no pido eso (¡No por favor!). Solo informo que no causa ninguna molestia la soledad. Aprendes, si, aprendes a conocerte. A conocer tus límites… lo que realmente quieres, lo que aspiras, a tener claros tus sueños, las cosas que te gustan y las que no. «Estar solo es para valientes» decía un conocido mío. Mucha gente no puede llegar a entenderlo pero la soledad te llena y se puede convertir en tu mejor amiga (sí, de todas maneras es mejor que la esquizofrenia) , porque al volver a la vida real puedes llegar a ser peligrosa para mucha gente. Nadie logra herirte y no es que hayas dejado de tener sentimientos.. Sino que has aprendido a que nadie es completamente esencial en tu vida para darle más importancia de la que se merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: