Home PDV Opinión El interesado uso del vocabulario, expresiones y hechos históricos por parte del...

nacionalismo

Foto: Dmitry Ratushny para Unsplash

Para lograr entender cómo se ha llegado a crear y usar un lenguaje, unas expresiones y palabras, junto a argumentaciones intencionadamente tergiversadas, dentro de un contexto sociopolítico, hasta llegar a calar y resultar creíble, como si fuera cierto y como ocurre en el entorno catalán, hay que conocer el desarrollo y evolución del nacionalismo e independentismo catalán desde la reinstauración de la democracia y la aprobación de la Constitución de 1978, así como la creación de las comunidades autónomas, hasta la actualidad.

La descentralización del estado español en favor de las comunidades autónomas, concede el control de destacadas competencias al terreno autonómico. Una de las más relevantes es la educación. Para gran parte de la población catalana, tras cuarenta años de catalanismo al frente de las instituciones autonómicas catalanas, el derecho a la igualdad entre lengua castellana y catalana que defiende la constitución, no se ha dado. De forma paulatina, se ha ido imponiendo una política de superioridad, tanto lingüística, como cultural, promoviendo el catalanismo desde la educación, y los principales medios de comunicación públicos catalanes. Las quejas y denuncias, se amplían a la tergiversación interesada de muchos momentos, conceptos y apartados de la historia, realzando el catalanismo frente a datos y hechos que se presentan de otra manera muy distinta por parte de los historiadores.

De manera predominante entre los historiadores, el nacionalismo se considera una corriente modernista, frente a la corriente primordialista. La modernista es aquella corriente que considera a los nacionalistas como los verdaderos impulsores, o incluso creadores e inventores del nacionalismo, frente a la contraria, que es aquella donde las naciones crean el nacionalismo. El catalanismo se identificaría con un nacionalismo modernista de tipo romántico u orgánico, donde por definición, se produce o se pretende una identificación con una etnia que refleja ideas del romanticismo, como el desarrollo de un idioma nacional, el fomento de las costumbres y tradiciones locales. 

En este sentido, el movimiento conocido como “pujolismo”, que toma el nombre del que fue presidente de la Generalitat de Cataluña de 1980 a 2003, Jordi Pujol, promovió hasta alcanzar el siglo XXI la defensa de la ideología nacionalista catalana e identitaria, promoviendo de manera exponencial un nacionalismo romántico desde la privilegiada posición al frente del gobierno autonómico.

Todo esto, junto a la reaparición del populismo en la escena política, más dinámico y adaptado a los medios audiovisuales, a la información más globalizada, a las nuevas tecnologías y redes sociales, pero igualmente estratégico, promoviendo propuestas atractivas para el pueblo, aunque demagógicamente simplistas, logra consolidar y afianzar conceptos, vocabulario y tergiversaciones que sirven para reafirmar el nacionalismo y el hecho diferencial catalán, haciéndolo creíble para gran parte de la población, apoyado en la transformación del significado de palabras, en la manipulación de hechos históricos, la utilización de expresiones en un sentido interesado que puede diferir de la realidad o de la legalidad.

Algunos ejemplos: palabras como facha o fascista, que según la R.A.E., adquiere varios resultados, pero en el ámbito político de España, facha deriva de fascista, y trataría de una persona seguidora de la ideología radical que promovió Franco en nuestro país, y que el nacionalismo e independentismo catalán ha logrado convertir y asimilarlo de forma peyorativa para aquella que se considere española, aunque sea demócrata y se sienta y considere catalana, pero no comulgue con la ideología catalanista; el uso y significado interesado que se otorga desde el prisma nacionalista a expresiones como “libertad de expresión”, “autodeterminación”, “referéndum”, cuando se quiere promover un referéndum ilegal y quieren disfrazarlo de democrático frente a una España (diferenciándose a propósito) que les impide manifestarse democráticamente; o “Espanya ens roba” (España nos roba), cuando los partidos nacionalistas/independentistas catalanes buscan mayores concesiones económicas del gobierno de la nación, alegando que reciben menos que lo que producen; la interesada tergiversación de “Presos políticos”, frente a la correcta de “Políticos presos”, tras la condena a los principales dirigentes catalanes que promovieron el ilegal referéndum del pasado 2017, queriendo dejar patente que España condena a los políticos por sus ideas, cuando realmente han sido condenados por la ilegalidad de sus actos; también tenemos la apelación al conjunto que nunca existió políticamente como los “Països Catalans” (Países Catalanes), que viene del aprovechamiento de la expansión de la lengua catalana dentro de la histórica y antigua Corona de Aragón, que el independentismo catalán y especialmente el partido político Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), reclama como nación catalana, pretendiendo sembrar una idea de gran nación o conjunto de naciones catalanas; la interpretación totalmente manipulada de la historia para crear una base identitaria diferenciada falsa, cuando por ejemplo, se trata la Guerra de Sucesión o la Guerra Civil, en los colegios e institutos, asimilando estos dos hechos históricos más a una guerra de España contra Cataluña, que no a la real, que no fue otra que, dos importantes guerras donde España se dividió en dos bandos. 

En definitiva, toda una evidencia de cómo el nacionalismo e independentismo catalán, a fuerza de repetir desde una posición privilegiada muchas veces palabras, teorías y expresiones, en un sentido partidista, tergiversado e interesado, ha logrado darle un falso significado o mensaje populista para convencer y lograr más seguidores y afines, al mismo tiempo que clasifica peyorativamente a sus oponentes.

Dedicatoria de este artículo

África eres una de las mujeres más maravillosas y fuertes que conozco. Gracias por animarme y apoyarme en todos mis logros y proyectos. Eres como una segunda madre para mí. Te quiero muchísimo.

Leave a Reply

error: El contenido está protegido