Home Entrevistas Rafa Muñoz Campos, “Menorca depende de un 99% de la importación de...

Rafa Muñoz Campos, un ingeniero técnico industrial menorquín, que siempre se ha dedicado a buscar el progreso de un mundo, menos contaminante y más humano.
Nos ha podido otorgar un rato de su ajetreado tiempo, para compartir e intentar que a nivel social la gente tenga más conocimiento sobre temas que nos afectan en primera línea terrestre. Nunca mejor dicho, ya que hablamos sobre las situaciones medioambientales de la isla de Menorca. Y sobre la importancia de la estrategia 2030 impulsada por el Consorcio de Residuos y Energía de Menorca, para ayudar a ser un planeta más sostenible.

¿Para ti qué sería ser ingeniero industrial?
Para mí la ingeniería es buscar soluciones a problemas que podamos encontrarnos hoy en día desde la perspectiva técnica y utilizar los recursos técnicos disponibles para facilitar un poco la vida y el trabajo de la gente. Hacemos la vida un poco más cómoda.
Al final deberíamos ser capaces de buscar soluciones, ya sea desde el punto de vista de la ingeniería textil, como desde la ingeniería técnica eléctrica.

¿Cómo es la estrategia de 2030?, ¿Qué función tiene?
El consorcio es una consecuencia del Consell insular de Menorca para que se asumiera los compromisos como Reserva de Biosfera y se diera cuenta de que había unos sectores que trabajar. El tema de los residuos y el tema de la energía.

Al ir creciendo el propio consorcio e ir madurando un poco la visión de la Reserva de Biosfera con la ayuda de la base de datos sobre la isla proporcionado por el Institut Menorquí d’Estudis, se decidió hacer un paso más en Menorca.

Marcando unos objetivos asumibles para ir descarbonizando la isla y cumplir lo que se establecen en los compromisos de Kyoto y de París. Trabajar en este sentido en los compromisos de Europa a 2050 en cuanto a temas energéticos. Como la iniciativa de la comisión europea “Clean Energy for EU Islands” para mitigar los efectos del cambio climático.

La estrategia 2030 empezó a formularse en 2018 y la planteamos hasta 2030 porque nos marcarnos metas a diez años que sean perfectamente asumibles que nos den un horizonte relativamente cercano para ponernos a caminar.
La estrategia se basa en descarbonizar el sistema energético de la isla. Con el objetivo de que en 2030 el 85% de la energía de la isla sea totalmente renovable.

Los principales objetivos para poder conseguir esa meta son mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones.
Con esos aspectos que aparecen en la estrategia. Nuestros pasos serían introducir ramadanes en el sistema eléctrico, reducir la utilización de combustibles fósiles, mejorar la eficiencia eléctrica en los edificios industriales, en los turísticos. Y en ir transformando la movilidad que actualmente está muy basada en los combustibles fósiles.

El uso de renovables a parte de solventar los problemas de seguridad energética derivados de ser una isla, también nos podrían ayudar a reducir esa facturación energética ya que podríamos generar nuestra propia energía y reducir lo que estábamos gastando en lo que cogíamos de fuera.
En la estrategia 2030 se demuestra que es rentable hacer esa transición de pasar a renovables, siguiendo estas medidas.

¿Cuáles son las medidas a corto plazo para que Menorca sea más sostenible?
La primera y más destacada medida, es la de introducir las renovables en la generación de la electricidad. Porque Menorca depende de un 99% de la importación de combustibles fósiles, tanto para la movilidad como para la generación de la energía eléctrica.
Cosa que es absurda, porque todo el combustible que utilizas para generar electricidad tiene un rendimiento muy bajo. Debido a que las máquinas térmicas tienen un rendimiento aproximadamente de un 33% en el mejor de los casos. Eso quiere decir que estás quemando un montón de petróleo para solamente aprovechar un tercio de esa energía, que es una ineficiencia absoluta. Entonces si evitamos que la energía eléctrica se produjera con combustibles fósiles y usamos las renovables, ya aumentamos muchísimo la eficiencia y reducimos muchísimo las emisiones de gases de efecto invernadero.
Si el 85% de esos megavatios/hora tienen que ser renovables, vamos a necesitar tanta producción de energía renovable repartida en diferentes tecnologías. Entonces como prioridad sería implantar plantas eólicas y fotovoltaicas. Porque son energías maduras, que ya sabemos cómo funcionan, que económicamente son rentables y que se pueden aprovechar directamente.

¿Cómo concienciamos a esa ciudadanía para que sea partícipe tanto para contribuir en energía renovables como para residuales?
En el tema de la recogida de residuos, hay dos estrategias que se pueden seguir para concienciar a la ciudadanía. Una es la que hemos seguido hasta ahora, intentar que la gente tome conciencia y ayude. Pero con esta medida como mucho se llega a un 20%. Solo un 20% de la gente se toma muy en serio el separar residuos. Un 50% a veces separa y a veces no, y el resto le es más cómodo dejarlo todo en el contenedor normal. Luego hay siempre un 30%/25% (dependiendo del grado de madurez social), que pasa de todo. Por ello, el ayuntamiento de Mahón y el de Es Castell implantaran una medida obligatoria de la separación de origen recogiendo de manera selectiva directamente puerta por puerta de las casas.

Ya se está haciendo en algunos países europeos, demostrando que con esta forma se consigue llegar al 80% de recogida selectiva y siempre habrá entre un 15% y un 20% de rechazo residual. Por lo tanto, vamos a implantar el sistema de recogida puerta por puerta por fracciones como lo hacen en Alemania.

Va a traer rechazo, porque a la gente le era muy cómodo bajar la basura al medio día y dejarla en el contenedor. Pero ahora eso no va a ser posible.

Aunque una parte de la ciudadanía ya está mentalizada para evitar más daños por energías fósiles, lo que pasa es que hay que implicarse. Y nos tenemos que implicar todos. Desde la ciudadanía hasta los partidos políticos y las empresas.

Es un esfuerzo abismal. Que tenemos que adoptarlo como sociedad y como sistema. Porque cuanto más tardemos, más caro nos saldrá.

Leave a Reply

error: El contenido está protegido