Home PDV Opinión No me toques los ovarios

manifestación derechos mujer

Foto: Roya Ann Miller

Hoy, día 8 de marzo de 2017, millones de mujeres se levantarán como cada mañana para ocupar sus diversos puestos de trabajo y recibirán el mismo mensaje que el pasado año: ¡feliz día de la mujer!, o lo que es peor, ¡feliz día de la mujer trabajadora! Pero, ¿realmente se han parado a pensar de dónde viene este día?, ¿qué significado real tiene o qué se pretende conseguir?

Cada vez y de forma más habitual nos estamos acostumbrando a que los políticos y los mismos medios de comunicación distorsionen el mensaje real que este día conlleva. Que a partir del año 75 deje de llamarse Día de la Mujer Trabajadora y pase a ser Día Internacional de la Mujer tiene un porqué detrás. Y esto quiere decir que no se trata de un día de celebración, no es un día para felicitar y mucho menos, un día para dar las gracias. Se tiene que dejar claro que es un día para reivindicar los derechos de la mujer, visibilizar las desigualdades que día a día se dan entre hombres y mujeres. Es una jornada en la que tanto hombres como mujeres deben honrar la memoria de sus madres y abuelas, defender sus derechos propios y luchar por una futura igualdad para sus hijas.

No permitamos que un día como hoy, estén más o menos de acuerdo con él, se convierta en una avalancha de fotos sin sentido compartidas en las redes. Aprovechemos este día mundialmente conocido para hablar de la historia, de por qué en la actualidad las mujeres tenemos esta serie de derechos, hablemos de a dónde queremos llegar y hacia dónde queremos ir, hablemos de cuál es el motivo de nuestra lucha. Hablemos de educación. Hablemos de Carmen de Burgos, de Ida Wells-Barnet, hablemos de Frida Kahlo. Hablemos de la mujer.

Leave a Reply

error: El contenido está protegido