Home PDV Análisis Oscar 2021: Chloé Zao hace historia

La 93 edición de los Oscar cerró ocho meses de entrega de premios. Una gala, que se le puede denominar histórica por su diversidad, por tener dos directoras nominadas y presencia de actores y actrices afroamericanas. A diferencia de otros años, la previa contaba con canciones emotivas, diferentes a otros años. Por parte de la presencia, no había tanta estrella como la edición del año pasado y se optó por más calidad visual.

La gala empezó con un plano secuencia, a lo Tarantino. Plano secuencia presentado por la actriz Regina King. A lo largo de la gala, todos los presentadores, entre ellos Brad Pitt, Harrison Ford o Joaquin Phoenix resaltaban el volver a las salas de cine contando su experiencias de su juventud con las películas.

Nomadland: Chloé Zao hace historia

La cinta  de la directora fue, junto a El Padre, de las más galardonadas. Un total de tres estatuillas. El primer premio fue a mejor dirección. La directora procedente de Pekín hizo historia siendo la segunda directora en ganar un Oscar. «Gracias a la Academia y a mis compañeros de nominación, que son magníficos. Las personas al nacer son inherentemente buenas. Sigo creyendo eso hoy en día aunque parezca lo contrario». La directora tiene claro que siempre ha encontrado la bondad y que «esto es para cualquiera que haya tenido fe y valor».

El segundo premio fue lo esperado, a mejor película. La actriz Frances McDormand, una de las productoras de la cinta, recomendó que «por favor vean nuestra película en la pantalla más grande que puedan». El tercer premio, el penúltimo en entregar en la gala, fue el de mejor actriz. McDormand fue una de las sorpresas de la ceremonia, obteniendo su tercera estatuilla.

Una cinta que no solo homenajea la crisis norteamericana del 2008. También es una reflexión sobre la vejez. Tanto el de mejor dirección como mejor peli estaban cantados. La cinta en cada entrega de premios iba subiendo, además de haber ganado también Globo de Oro y el BAFTA en las mismas categoría.

El Padre: Anthony Hopkins dio la sorpresa

No vino a recoger el premio, pero a sus 83 años ganó su segunda estatuilla. A pesar de ser la gran sorpresa, mantiene que le hacía ilusión el poder haberlo ganado por El Silencio de los Corderos.

La cinta recibió el segundo premio de la noche. En este caso fueron Christopher Hampton y Florian Zeller.  En este caso a mejor guion adaptado. Se nota que la cinta con el paso del tiempo cada vez a ido gustando más a la crítica.

Mank: a la Academia no le gusta David Fincher

De las once nominaciones, solo ganaron dos. La primera fue en mejor diseño de producción. El reto de la cinta era el diseño blanco y negro de la época dorada de la década de los años 30 de Hollywood. El galardonado de la segunda estatuilla es Erik Messerschmidt. El director de fotografía ya había colaborado anteriormente con Fincher. En este caso en Mindhunter y Gone Girl. Logró su homenaje a Ciudadano Kane, que conllevaba un gran trabajo detrás. Una recreación de un Hollywood que quedó auténtico.

Una cinta que fue grabada directamente en blanco y negro. Filme que habla de muchas cosas del presente americano, además del retrato de las fake news y la manipulación. Aun así queda demostrado que los Oscar no aprecian a David Fincher. Con La Red Social tampoco salió victorioso, a pesar de que cuyo relato era el que más recalcaba la última década.

La Madre del Blues: español gana al mejor maquillaje

Sergio López Rivera otorgó para la cinta una de las dos estatuillas que logró. La primera fue por mejor maquillaje. Oscar que tuvo que compartir. A pesar de ello, es el jefe del equipo de maquillaje. Inspiración que le vino de lo que aprendió de su abuela en su infancia.

El segundo Oscar era para el mejor diseño de vestuario. La responsable es Ann Roth. Con casi 90 años logró su segunda estatuilla 24 años después. La primera fue por El Paciente Inglés. Se convierte en la mujer con más edad en ganar un Oscar.

Judas y el Mesías Negro: Daniel Kaluuya gana su primer Oscar

Ganó tras su segunda nominación. La primera fue en la cinta Get Out. Ganó todos los premios de las anteriores entregas de premios, así que no se esperaba sorpresas. «Gracias Dios. Gracias madre por apoyarme. Gracias a mi hermana. Gracias por los que os habéis volcado. Es tan difícil hacer una peli como esta. Vamos a celebrar, respirar y caminar».

El segundo premio es en mejor canción. La ganadora es la cantante H.E.R. Se convierte en la primera artista en ganar en el mismo año tanto Oscar como Grammy. El tema está inspirado por la muerte de George Floyd. Declaró que «la música y las pelis deben servir para contar la verdad».

Soul: Pixar gana su decimoséptima estatuilla

Pixar vuelve a triunfar una edición más. La compañía ha convertido en sus últimos años a sus películas como eventos cinematográficos. El primer galardón es por peli de animación del año. Su director Peter Docter destacó que «la peli está dedicada al jazz. Nos enseña mucho de la vida. Eso es lo que ha hecho nuestro reparto». De paso quiso agradecer a todos los profes de música. «Tenemos que seguir el ejemplo de los músicos de jazz»

El segundo Oscar es por mejor banda sonora. Los compositores Trent Reznor y Atticus Ross se encargaron de la música electrónica. Jon Batiste se enfocó en el jazz.

Sound of Metal: Amazon Prime se alza con dos Oscar

Ganaron el premio a mejor sonido. El diseño sonoro tenía el objetivo de crear la narración. El segundo Oscar fue por montaje. Se nota que, desde la edición pasada, con Le Mans 66, la Academia se va a centrar más en lo técnico.

Minari: Youn Yuh-Jung le arrebata el Oscar a Glenn Close

El único premio para la cinta coreana, producida por A24. La actriz tuvo el discurso más ameno de toda la gala. «Señor Brad Pitt, encantada de conocerle» Dejando bromas de lado «yo la gala la veo por la tele. La veo como si fuera otro programa. Estar aquí no me lo creo. Muchas gracias a los miembros de la Academia que votaron por mi. Gracias al director. Sin el, no estaría aquí.» Aprovechó para darle las gracias a sus dos hijos ya que «me hicieron salir de casa para ir a trabajar».

Glenn Close, una vez más se vuelve a quedar sin estatuilla de las ochos nominaciones que ha tenido. Lo único que ofreció, fue un poco de perreo a mitad de la gala.

El Juicio de los 7 de Chicago: con las manos vacías

Uno de los momentos que más llego al corazón de la gente fue el discurso del director Thomas Vinterberg. El danés gano la categoría a mejor película extranjera. De las candidatas era la más occidental y la más accesible, ya que tiene un punto de vista inusual acerca del alcohol. Sin duda, la más luminosa de las extranjeras nominadas.

El director se deshizo en elogios por el apoyo. «Esto es extraordinario. Es una peli acerca de perder el control de la vida. Gracias a mi mujer por ser mi ángel y a mi guionista también, que es mi ángel de la guarda. Gracias a los inversores, agentes, a los distribuidores, por invertir en una película de cuatro padres borrachos» Se quebró cuando habló de su hija fallecida, a la que le dedica la cinta. Falleció cuatro días antes del comienzo del rodaje.

En la categoría de los documentales hubo también sorpresa inesperada. Nominaciones como El Agente TopoCollective no fueron suficiente, ya que los votos fueron para Lo que el Pulpo me enseñóSe desarrolla en el fondo del mar. El director tiene una especie de amistad con el pulpo y el animal le enseñó ser menos egoísta. El documental cabe resaltar sus imágenes bellas, pero no lo suficiente para estar a la altura.

La primera ganadora de una estatuilla fue Promising Young Woman. Emeral Fennell se alzó con el Oscar a mejor guion original. Mientras que Tenet ganó su única nominación, la de efectos especiales, la gran derrotada fue El Juicio de los 7 de ChicagoDe sus seis nominaciones, la obra del gran Aaron Sorkin se tuvo que ir con las manos vacías. A Netflix se le resiste ganar las grandes categorías.

 

Leave a Reply

error: El contenido está protegido