Home PDV Opinión La tecnología, un problema llevado al cine español

'Perfectos Desconocidos' y la obesión por la tecnología

Imagen de ‘Perfectos Desconocidos’. Foto: Captura de Youtube

Hace 11 días dio comienzo el 2018, un nuevo año en el que cada uno de nosotros nos hemos propuesto algún objetivo por cumplir. Al igual que nosotros, la industria del cine peleará una vez más por el honor que supone cerrar el año como la película con mayor taquilla en España. Como decíamos, el 2018 acaba de empezar, pero los escasos días finalizados han sido suficientes para encumbrar a la cima a una película que será muy difícil desbancar de esa posición tras superar el millón de espectadores en el tiempo que lleva en taquilla.

Tal es su éxito, que no podemos dejar la oportunidad de analizar un film en el que el exitoso director español Álex de la Iglesia ha logrado transmitir una enseñanza, así como cambiar las navidades de multitud de personas. En primer lugar, y sin caer en el tópico del ‘spoiler’, voy a intentar explicar el argumento de la película con la mayor brevedad posible. ‘Perfectos Desconocidos’ relata la historia de un grupo de amigos que se reúne para cenar y que en su afán por no caer en la rutina, deciden jugar a un juego que consiste en colocar todos los móviles boca arriba y contar en voz alta todo lo que les vaya llegando durante el transcurso de la cena. Este juego ha sido la novedad de la Navidad, puesto que numerosas familias o grupos de amigos han decidido imitar el juego representado en el film para saber si de verdad se conocen los unos a los otros. Todo un riesgo, puesto que a más de uno le ha costado un disgusto.

En este sentido, van los tiros de este texto. ¿De verdad nos conocemos los unos a los otros? ¿De verdad sabemos todo de la persona a la que le contamos nuestras intimidades? Esas son las dos preguntas fundamentales a las que trata de dar respuesta Álex de la Iglesia con su nuevo taquillazo. Para muchas personas, la respuesta es sí, para otras muchas la respuesta es no. Lo cierto es que no paran de salir situaciones en las que creíamos tener una visión de una persona, pero esto era simplemente una apariencia para esconder el verdadero ser de dicho personaje. Es como si todo fuera un papel interpretado durante mucho tiempo. Este factor se refleja en el hecho de que siempre que pasa algún delito cometido por alguna persona desconocida, sus vecinos y allegados cuentan que su visión de ésta era totalmente distinta.

Sin embargo, el verdadero objetivo de Álex de la Iglesia con esta película no es comprobar si nos conocemos los unos a los otros a la perfección, que también; el director español con su obra ‘Perfectos Desconocidos’ buscaba reflejar la obsesión que sentimos hoy en día por los teléfonos móviles, dispositivos que en la mayoría de los casos guardan muchos de nuestros secretos más ocultos. Poca gente se atrevería de verdad a jugar a este juego sin temor alguno a sufrir represalias. Quizás la mayoría de nosotros escondemos en nuestro teléfono cosas personales que nadie debe descubrir. Somos esclavos de la tecnología, y con ella llega la desconfianza. Por desgracia, muchas parejas se han resentido por culpa de un teléfono móvil que, aunque ayuda a comunicarnos con los demás, también posibilita malentendidos o una ciega obsesión por estar pegados a la pantalla para responder a los mensajes que nos llegan en lugar de disfrutar de la compañía de amigos o familiares. No hay que irse muy lejos para ver esta realidad, un servidor ha sufrido tal situación.

La filosofía ha llegado a la conclusión de que la verdad absoluta no existe. Esta es tan solo la opinión de un redactor que está de acuerdo con el tema tratado en el film. Personalmente, no me gusta nada que la gente vea en mi móvil más allá de lo que yo enseño. Hay veces que ser ignorantes es el mejor conocimiento. Saberlo todo acerca de los demás puede tener sus consecuencias. Alex de la Iglesia ha logrado conmocionar a una sociedad española que en masa ha disfrutado de su último taquillazo. ‘Perfectos Desconocidos’ ha reflejado el problema de las nuevas tecnologías. El conflicto es conocido, pero yo no sé si me atrevería a jugar a ese juego. ¿Y tú, lo harías?

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: