Home Gran Angular Turismo, convertir la pandemia en una oportunidad

La sensibilización, invertir en tecnología y la sostenibilidad serán algunas de las claves para la recuperación del turismo post pandemia

La crisis del coronavirus ha afectado desde el pasado marzo a todos los sectores de una forma prácticamente inevitable, pero un sector dañado especialmente por la pandemia es el sector turístico.

Según la ONU el turismo proporciona a millones de personas un medio de subsistencia, y da a otras miles la oportunidad de apreciar su cultura y también las demás. Este sector representa más del 20% del producto interior bruto (PIB) de algunos países, y es además el sector que ocupa el tercer puesto en importancia en la economía mundial en materia de exportaciones.

turismo pandemia

Foto: Pixabay

Las cifras del turismo en pandemia

Las restricciones impuestas por el Covid-19 en todo el mundo han perjudicado principalmente y de forma grave al turismo. La diferencia estadística de la visita de turistas en comparación con la de años anteriores es abismal según los estudios. En nuestro país por ejemplo, se recibieron este verano a 2,4 millones de turistas, suponiendo un 75,9% menos que en el mismo periodo en el 2019. En el resto de épocas los datos son aún más preocupantes.

El 98% de los empresarios de este sector piensa que la situación es pésima y solo un 2% la considera regular. Según estudios el sector turístico es de hecho el sector más pesimista, seguido del de la hostelería y los medios de comunicación. Al ser junto con el sector del transporte, el más afectado por las medidas contra el virus, también será el que tenga una recuperación más tardía.

A pesar de que los países y las organizaciones internacionales (como la Organización de las Naciones Unidas) han impuesto una serie de restricciones y medidas para aplacar los efectos del Covid-19 y sus consecuencias, supone mucho la recuperación del sector turístico para que este vuelva a ser lo que era antes, y por ello hay que hacer esfuerzos adicionales.

Aire y mar

Según un informe de las Naciones Unidas, el turismo aéreo suponía antes de la pandemia más del 58% de los millones de turistas que viajaban, frente al 39% que lo hacia por vía terrestre. Además, la aviación daba también miles de puestos de trabajo, y la crisis del coronavirus y sus restricciones sin precedentes han supuesto el palo más duro de la historia para el sector del aire.

La pandemia también ha repercutido de forma desorbitada en el transporte marítimo de pasajeros, puesto que algunos países aconsejaron no viajar en este tipo de transporte y también muchas de las compañías de cruceros suspendieron sus servicios. Los cruceros son uno de los subsectores más importantes del turismo y contribuyen a gran parte de su economía.

El factor humano

Claramente, la pandemia no solo está afectando al bolsillo, si no a miles y miles de personas que dedican su vida a este sector. Es el caso de Domingo, un agente de touroperador en la ciudad irlandesa de Dublín. “Olé Irlanda”, su empresa, ofrece tours en español por distintas zonas de Irlanda, por lo que sus clientes son españoles y latinos y la empresa se ha visto muy afectada por el coronavirus y sus estrictas medidas. Cuenta que el sector turístico y la hostelería se han visto gravemente afectados en el país, especialmente desde el 25 de diciembre que entraron en un nuevo confinamiento de forma total.

“El verano pasado se abrió un poco todo, pero el turismo no funcionó porque toda persona que llegaba al país debía de guardar cuarentena, así que a penas vienen turistas” expresa Domingo de forma triste, “Estamos sobreviviendo gracias a las ayudas del gobierno y la UE. Pero para vivir es poco comparado con lo altos que eran los salarios aquí”. Domingo espera que aunque la situación sea desesperante, todo merezca la pena para poder salvar vidas.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es una de las claves para convertir el desastre causado por la pandemia en una oportunidad. Si bien ya era importante antes de todo esto, ahora lo es más. El turismo ha de renovarse y para ello, hay que aprovechar todos los recursos posibles pero de una manera inteligente y sin agotarlos. Pese a todo esto, lo que si que es cierto que esta crisis es una grandísima oportunidad para promocionar el turismo interior, el de naturaleza.

Es el momento ideal para impulsar un turismo sostenible, eficiente y de la misma forma ayudar también al medio ambiente, invirtiendo por ejemplo en energías renovables, edificios inteligentes o en la economía circular y sacar de esta manera el lado positivo a todo este caos.

Oportunidades y nuevas tendencias

A medida que avanzamos con esta pandemia entre nosotros, las formas de adaptación para poder subsistir van creciendo. Si algo nos ha dejado muy claro la crisis del Covid-19 es que tanto el sector turístico presente como el futuro, se someterán a grandes cambios de una forma prácticamente obligatoria por la situación en la que vivimos.

Un punto a destacar en cuanto las oportunidades que ha brindado la pandemia es el que ha aportado el uso de las nuevas tecnologías. Muchas empresas, por ejemplo, han dado la opción a sus clientes de volver a ser “viajeros” y de esta manera poder experimentar desde casa la sensación de subir a un avión y estar en el aire gracias a los simuladores de vuelo. Esto ha generado a dichas empresas muchos beneficios puesto que muchas personas sienten la necesidad de volver a viajar, por tanto este modo es una oportunidad económica para las empresas pero también para los clientes a nivel emocional.

Cambios en las estrategias publicitarias

Las empresas de turismo han apostado por potenciar masivamente sus servicios, para que de una forma u otra estén presentes en los consumidores. Han realizado campañas esperanzadoras, dando a aquellas personas que ven su publicidad un poco de esperanza y mostrando que hay luz al final del túnel. Un claro ejemplo de esto lo podemos ver en la campaña publicitaria lanzada por la aerolínea Vueling justo para el comienzo del pasado verano, cuyo eslogan dice que “es el momento de levantar el vuelo”, contagiando a los demás una actitud muy positiva ante la situación.

De la misma forma, otra de las famosas aerolíneas españolas, Iberia, lanzaba su campaña publicitaria haciendo mayor hincapié en la seguridad de sus cabinas, tan demandada en estos momentos, dando a los clientes la tranquilidad y la confianza que necesitan, haciéndoles saber que sus vuelos son muy seguros. Ambas empresas han dado un giro a su publicidad usual, y en vez de promocionar de forma directa a los destinos turísticos, han apelado a la parte más sentimental de cada uno de los consumidores, haciéndoles recordar lo que eran y también, dándonos ese ánimo que necesitamos en estos tiempos tan duros para todos.

En definitiva el turismo necesita cambios inmediatos para volver a la vida. Se han de aprovechar todas y cada una de las oportunidades que se brindan, para obtener así la mayor rentabilidad para el sector. Las claves anteriores son algunas de ellas, pero conforme avancemos seguro que habrá muchas más, y entre todos, conseguiremos salir de esta crisis, que comenzó siendo sanitaria y finalmente ha acabado por atacar a todos los sectores.

Leave a Reply

error: El contenido está protegido