Home PDV Crítica Wonder Woman 1984 no es lo que esperábamos

Wonder Woman 1984, es una secuela, que vuelve a ser dirigida por la directora Patty Jenkins. Cuenta con las interpretaciones de Gal Gadot como Wonder Woman y Chris Pine como Steve Trevor. Entre los nuevos integrantes del reparto están Pedro Pascal, como nuevo villano y Kristen Wiig en el rol de Cheetah.

Gal Gadot y su icónica presencia

A pesar de sus rarezas, tiene varios puntos a favor. Entre ellos, sin duda el mejor, Gal Gadot como Wonder Woman. Su interpretación llega a ser mejor que en la primera entrega. En la primera tenía varios momentos emocionales, que por su interpretación no funcionaban. Pero en esta segunda, esos momentos resaltan más. El segundo punto, la dinámica de ella con el personaje de Chris Pine, una vez más vuelve a funcionar.

En la primera cinta, proviene de Themyscira y viene a nuestro mundo, siendo como un pez fuera del agua. Steve Trevor es su guía, así que fue una manera divertida de ver como ella se abría paso por nuestro mundo. En Wonder Woman 1984 es al revés. Ahora es ella quien está adaptada a nuestro mundo por décadas y es Steve Trevor el pez fuera del agua. En un principio, esta fórmula parecía que iba a ser repetitiva, pero consiguen que se sigan manteniendo divertida, sin ser la misma manera de ver este nuevo mundo.

Wonder Woman 1984: más predecible

Aparte, la actuación de Pedro Pascal es buena, debido a lo diferente que este villano a lo que hemos visto anteriormente, por su entorno logístico y porque se le puede considerar una amenaza. Es un villano más emocional, más interesante y más complejo, a diferencia de otros villanos del universo de DC.

Acerca del otro villano, Cheetah, interpretado por Kristen Wiig, parece que fue puesta en esta cinta para que tuviera la típica pelea física del final. Hay tres fases de este personaje a lo largo del filme. En la primera fase es Bárbara, una mujer torpe, tímida, que no confía en sí misma, lo que llega a ser un cliché, pero no llega a sentirse como tal. En la segunda fase coge más confianza en sí misma y por último se convierte en Cheetah. La gracia de todo esto es el viejo truco que lleva usando Hollywood por décadas de las peleas, persecuciones, todo lo relacionado con la acción. Hacen que suceda por la noche para ocultar la baja calidad de los efectos especiales.

De vuelta al pasado

Mucha gente habla de que la peli tarda en arrancar o que no hay demasiada acción y no creo que la cinta haya cometido ahí un error, si no el mismo público es quien ha cometido el error de esperar la misma peli de superhéroes de siempre. Se ve claramente en la escena inicial del centro comercial que el enfoque es ser un filme de superhéroes como si fuera realmente de 1984. Aun así, al igual que en la última pelea por la noche, otras peleas también pecan de no tener los efectos especiales acabados.

A pesar de todo los elementos argumentales que hay, que provocan una duración de más de dos horas, no se siente pesada. Eso sí, volviendo a las comparativas con su predecesora, los tres actos son mejores a esta nueva entrega.

En general, lo que hace que esta peli pueda llegar a ser disfrutable para cierto público es la dinámica entre Diana y Steve que aquí sigue funcionando. También, resaltar una vez más la interpretación de Pedro Pascal. Estos tres personajes son los que consiguen mantener a flote esta segunda entrega.

Calificación para Wonder Woman 1984: 6’7

Leave a Reply

error: El contenido está protegido